Quiero montar una empresa

Hoy he estado echando cuentas de mi proyecto para montar una empresa y convertirme por fin en uno de esos empresarios que dicen que viven tan bien y que lo tienen todo tan fácil. La verdad, no sé por qué la gente no se anima a montar su propia empresa.

He echado cuentas del capital que necesito para montarla. No voy a dar cifras, pero voy a poner como ejemplo 30.000 euros. No los tengo, pero eso no es obstáculo porque pediré un crédito al banco. Creo que me lo darán al 7% aproximadamente y con unos 500 euros al mes de cuota.

Con ese dinero puedo montar mi empresa. He elegido bien el proyecto. No lo voy a contar por no dar pistas, pero trabajo con un margen del 100% de media. Es decir, por cada 10.000 euros invertidos los beneficios son de 10.000 (una vez descontados los gastos fijos que los cubriré con los 30.000 euros que voy a pedir al banco). Para lograr esas ventas de 20.000 euros tendré que vender unas 1.000 unidades de mi producto. Creo que puede ser la cifra media que venda al mes. Con eso tengo 10.000 euros de beneficio al mes. Bueno, más de 2.000 son de IVA, con lo que me quedan 8.000 o, mejor, 7.500 si descuento los 500 del banco. Yo no quiero ganar demasiado. Con ganar 2.000 euros netos al mes me conformo, unos 2.500 brutos, vamos. Para la empresa el coste sería de unos 4.000 euros. También necesito una persona que me ayude en el negocio. Al ayudante le pagaré unos 1.500 euros (el coste para la empresa no llega a los 3.000).

Bueno, los beneficios se me han quedado en 500 eurillos, pero al menos me he sacado el sueldo de 2.000 euros. Además esos beneficios luego se reparten al accionista, es decir, a mí mismo. 500 al mes son 6.000 al año. Bueno, 4.500 porque otros 1.500 irían al impuesto de sociedades.

He puesto todo en limpio (el estudio de mercado, el proyecto de inversión, los cálculos de ingresos y gastos) y me he ido al banco. Tras estudiar la propuesta me han dicho muy amablemente que no me pueden conceder el crédito porque no lo ven viable. Solo lo puedo montar si hipoteco mi casa.

Anda, si resulta que echando cuentas, si todo sale bien mi empleado va a ganar unos 1.200 euros netos, y yo unos 2.000 más 300 de los beneficios, total que saco en limpio, 2.300 euros al mes. Mientras, el estado va a recaudar más de 3.000 entre IRPF y SS, más 2.000 de IVA y otros 200 de impuesto de sociedades. Total, pagaré al gobierno más de 5.000 euros al mes. Es decir, en el mejor de los escenarios, resulta que invirtiendo 30.000 euros, currando como un cabrón, con un margen de ventas del 100% y teniendo suerte ganaré al mes 2.300 euros.

Sin embargo, si algo sale mal y no consigo vender la cantidad que espero o tengo que reducir el margen del producto, la empresa se me puede ir al garete y no sólo no ganaré nada sino que además deberé 30.000 euros al banco más las deudas que me origine el negocio y puedo hasta perder mi casa.

Bueno, pues resulta que no va a ser tan fácil y que para ganar un sueldo digno con mi propia empresa tengo que hacerlo de cine o empezar a defraudar al Estado, que es el que de verdad trinca por todos los lados. No sé, desde luego en España algo no funciona como debería.

Patrocinado por discuel (http://www.discuel.es/)
Economista, informático, aficionado a la lectura, escritura, fútbol, del At. Madrid, 'blogero' vocacional, amante de la naturaleza y de los animales, motero y emprendedor. Cosecha del 62.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *